TESTAMENTO DE PERSONA EXTRANJERA  

¿Puede una persona extranjera otorgar testamento en España? ¿Qué ocurre si una persona extranjera tiene bienes en España y quiere disponer su destino tras su fallecimiento? 

Vivimos en un territorio en el que conviven nacionales y muchas personas extranjeras que han fijado en nuestro país su domicilio habitual. Es por ello que cada vez es más habitual que personas extranjeras quieran regular su sucesión, estando en España. Poco sentido tendría que un extranjero que, por ejemplo, lleva diez años residiendo en Barcelona deba regresar a su país para regular su testamento. 

Estas personas deben saber que no existe ningún impedimento a que puedan otorgar testamento ante Notario español, si bien recomendamos que anteriormente se asesore legalmente, ya que en su sucesión podrán concurrir varios derechos, y debe conocer de antemano bajo qué ley y cómo testar.  

Cuando un extranjero quiere testar ante Notario español podemos encontrarnos ante diferentes problemas o aspectos que, como veremos, han sido superados por la práctica notarial: 

1.- La identificación de la persona que otorga testamento. Lo más habitual será que, para ello, se recurra a la exhibición de un documento de identidad o pasaporte. Un problema habitual suele darse en los casos en los que el documento de identidad de un país de la Unión Europea no conste firma (como por ejemplo en el caso de Rumanía), pero incluso en esos casos se ha aceptado dicho documento sin problema. El Código civil permite otorgar testamento incluso cuando no se pueda identificar “oficialmente” al testador, haciéndolo constar así el notario en el testamento.  

2.- Idioma en el que se expresa el testador. Está previsto que incluso una persona que no entiende o habla castellano, pueda otorgar testamento ante Notario español. Si el notario conoce el idioma de la persona extranjera, no habrá problema alguno. En muchos casos un nivel básico de inglés es utilizado por ambos (extranjero y Notario) para entenderse, incluso ayudados de gestos. Pero incluso está previsto que, si notario y extranjero no conocen un idioma común en el que comunicarse, puede otorgarse testamento con la intervención de un traductor. Será el interesado quien designe quién será el traductor, que no hace falta que sea traductor oficial. El traductor intervendrá tanto en el redactado como en la lectura del testamento; y el interesado podrá solicitar que el testamento quede redactado en los dos idiomas: el castellano y su idioma propio. Incluso en ese último supuesto será conveniente que el propio testador designe cuál de las dos versiones prevalecerá a efectos interpretativos; no olvidemos que el testamento podrá afectar a diferentes países, por lo que entrarán en juego diversas legislaciones según dónde se encuentren los bienes del interesado. 

3.- Capacidad. La reciente modificación legislativa española operada por la Ley 8/2021 de 2 de junio por la que se reforma la legislación civil para el apoyo de las personas con discapacidad, ha determinado que las personas con discapacidad ya no pueden ser incapacitadas judicialmente. Así, cuando un español acuda al notario para otorgar testamento, éste no tendrá en cuenta la sentencia de incapacidad que pudiera haberse dictado anteriormente. Pero ¿qué ocurre cuanto el que acude al Notario con una sentencia de incapacidad es un extranjero? Pese a que aún no hay una práctica asentada, nos estamos encontrando que los notarios españoles están aplicando también en esos casos la legislación española (al considerarlo un asunto de orden público). Pero ello, tanto en el caso del nacional como en el de la persona extranjera, con discapacidad, el Notario deberá asegurarse de que el otorgante conoce suficiente y entiende el alcance de lo dispuesto en el testamento.  

4.- Contenido del testamento y ley aplicable a la herencia. Éste será un tema delicado y que requerirá de estudio pormenorizado puesto que deberá aplicarse la ley nacional del testador, que será la que determine los límites y el contenido del testamento. Debe tenerse en cuenta que el Reglamento europeo (UE) nº 650/2012 prevé la posibilidad de que en testamento pueda escogerse la ley aplicable a la sucesión (aunque con posibilidades limitadas). La persona extranjera cuya legislación nacional así lo permita, también podrá otorgar ante el Notario español un testamento simpliciter, una disposición de última voluntad circunscrita a los bienes en otro país. En este caso, la persona extranjera contará con varios documentos testamentarios según el país en el que se encuentren sus bienes, por lo que será especialmente importante estudiar previamente que no se produzcan contradicciones entre las diferentes disposiciones.  

Debido a las especificaciones y a la existencia de un elemento internacional evidente, recomendamos el asesoramiento legal previo para conocer qué posibilidades tiene cada persona y cómo decidir el futuro de sus bienes para el momento en el que fallezca.  

A continuación, les dejamos artículos que pueden ser de su interés siguiendo el tema expuesto.

https://bozarucosa.com/blog/la-declaracion-de-herederos-ab-intestato/

https://bozarucosa.com/blog/desheredar-a-descendientes/

https://bozarucosa.com/blog/testamento-invalido-testamento-anulable/

https://bozarucosa.com/blog/divorcio-internacional-estudio-de-caso-de-exito/

https://bozarucosa.com/blog/matrimonios-de-doble-nacionalidad-organo-judicial-competente-y-ley-aplicable-en-materia-de-divorcios-transfronterizos/

41

Sin comentarios

Mostrar todos los comentarios

Complete el formulario