AHORA TODOS SOMOS CAPACES DESAPARECE LA INCAPACITACIÓN JUDICIAL ¿QUÉ HAGO CON EL PARIENTE DISCAPAZ? LA REFORMA EN MATERIA DE SOPORTES EN EL EJERCICIO DE LA CAPACIDAD JURÍDICA EN EL DERECHO CIVIL CATALÁ

DECRETO LEY POR EL CUAL SE ADAPTA EL CÓDIGO CIVIL DE CATALUÑA A LA REFORMA DEL PROCEDIMIENTO DE MODIFICACIÓN JUDICIAL DE LA CAPACIDAD

El Código Civil Catalán sostenía la incapacitación de las personas y las instituciones tradicionales de apoyo a la persona con discapacidad; lo que implicaba que el discapaz tuviera reemplazada su voluntad, en la toma de decisiones. El Decreto Ley 19/2021, de 31 de agosto de 2021, entró en vigor el 3 de septiembre de 2021.


Esta ley adapta la normativa catalana a los nuevos procedimientos de provisión de apoyo actuales, y además revisa las medidas que se aplican a las personas que en la actualidad están sujetas a alguna de las instituciones tutelares, reguladas por la legislación civil catalana.

Esta reforma pretende adaptar el derecho catalán a la Convención de Nueva York sobre el derecho de las personas con discapacidad (Ley 26.378 de Naciones Unidas), y pretende cubrir de forma definitiva el vacío legal que generaba en Cataluña la ley estatal 8/2021 que reforma el procedimiento judicial de la modificación de la capacidad y elimina el proceso de incapacitación.

Por eso se aprobó el Decreto Ley 19/2021 de 31 de agosto, pero era una solución provisional para adaptar el Código Civil de Cataluña a esta reforma del procedimiento de modificación judicial de la capacidad; esta solución provisional regirá hasta que esté concluida la regulación definitiva.

Mientras no tengamos la regulación definitiva, en Cataluña nos regiremos por el RD Ley 19/2021, desarrollado por la memoria preliminar de ley de modificación del Código Civil de Cataluña (CCC) en materia de soportes a la capacidad de las personas discapaces, dicha nemoria ha sido aprobada en marzo de 2023.

RÉGIMEN DE ASISTENCIA

Dispone la norma que, la persona de más de 60 años que necesite apoyo para ejercer su capacidad jurídica, en condiciones de igualdad, puede solicitar la constitución de la asistencia regulada en los artículos 226-1 a 226-7 del Código Civil de Cataluña, contenidos en el capítulo VI del título II del libro segundo.


El nuevo régimen jurídico que se establece a partir de ahora, elimina en Cataluña las tutelas y curatelas, las potestades parentales prorrogadas y rehabilitadas, y otros regímenes tutelares. De modo que, se han eliminado las tradicionales instituciones de protección, es decir:

  • La tutela sólo se constituirá en relación a los menores de edad que no estén protegidos por la patria potestad. De modo que se ha eliminado la tutela de mayores de edad.
  • La curatela se aplica al resto de España. En Cataluña la curatela se ha suprimido, aunque, en la práctica, la función del asistente (nueva institución) y del curador (antigua figura que desaparece) son idénticas. El asistente dota de apoyos a las personas con discapacidad, sólo en aquellos ámbitos en los que lo requieran. Sobre todo teniendo en cuenta que, a todos los efectos, son figuras asistenciales y sólo excepcionalmente serán figuras representativas.
  • Desaparece, dejando de existir la patria potestad prorrogada o rehabilitada, puesto que, cuando la persona con discapacidad llegue a la mayoría de edad, se le prestarán los apoyos que necesite (como al resto de personas con discapacidad).
  • Ha dejado de existir la prodigalidad, por lo que ya no tiene ninguna regulación autónoma.

La reforma que introduce el nuevo régimen jurídico, permite aplicar la asistencia, con todo el abanico de facultades que la persona pueda necesitar, e incorpora como novedad que, se puede designar a la persona que debe prestar la asistencia tanto por vía judicial, como hasta ahora, como mediante la concesión de una escritura pública notarial.

PROPUESTA QUE SE ESTÁ TRABAJANDO EN LA SECCIÓN DE PERSONA Y FAMILIA DE LA GENERALITAT DE CATALUÑA

Los principios para realizar la propuesta de reforma son los del artículo 11 de la Convención de Nueva York y básicamente se concretan en los siguientes:

  • Reconocimiento de la capacidad jurídica de todas las personas: TODO EL MUNDO ES CAPAZ, SIEMPRE. Desaparición de la distinción que se hacía entre la capacidad jurídica y la capacidad temporal. Ahora sólo existe una capacidad, que, es la capacidad jurídica.
  • Reconocimiento de la autonomía personal: a toda persona se le reconoce como persona, siendo su voluntad el punto de partida y llegada en su autonomía.
  • Ninguna persona puede representar legalmente a otra persona mayor de edad, sin poder expreso de ésta.
  • Desaparición del procedimiento de incapacitación: se debe potenciar y evitar la interferencia en la vida del discapaz y evitar un procedimiento judicial.

MODIFICACIONES LEGISLATIVAS

Las normas que han cambiado son las siguientes:

  • Libro segundo del Código Civil de Cataluña (La ley 16567/2010): se modifica el capítulo VI del título II. (arts 226-1 hasta el 226-8).
  • Decreto 188/1994, de 28 de junio, de creación de la Comisión de Asesoramiento y Supervisión de las personas jurídicas sin ánimo de lucro que tengan atribuida la tutela de menores o de incapacidades: se modifica el título y pasa a ser Decreto 188/1994, de 28 de junio, de creación de la Comisión de Asesoramiento y Supervisión de las personas jurídicas sin ánimo de lucro que tengan atribuidas la tutela de menores o medidas de apoyo a las personas con discapacidades en el ejercicio de su capacidad jurídica.
  • Decreto 30/2012, de 13 de marzo, del Registro de nombramientos tutelares no testamentarios y de poderes otorgados en previsión de incapacidad y del Registro de patrimonios protegidos: se modifica el título y pasa a ser Decreto 30/2012, de 13 de marzo, del Registro de nombramientos no testamentarios de soportes a la capacidad jurídica y del Registro de patrimonios protegidos.

En conclusión, a partir de ahora ya no se pueden constituir, en relación con las personas mayores de 60 años, la tutela, la curatela y la potestad parental prorrogada o rehabilitada, sino que a los discapaces se les aplicará, en su caso, un régimen de asistencia. Además, en tanto no se produzca la futura reforma del conjunto de instituciones de protección de la persona; la tutela y curatela se aplicarán sólo a las personas menores de edad, sin perjuicio de que el régimen legal del cargo de la tutela sea aplicable supletoriamente a la asistencia, en todo aquello que no se oponga al régimen propio.

A continuación, le dejamos artículos que pueden ser de su interés siguiendo el tema expuesto.

https://bozarucosa.com/blog/discapacidad-del-trabajador/

https://bozarucosa.com/blog/mayor-apoyo-legal-a-personas-con-discapacidad/

https://bozarucosa.com/blog/desaparece-la-incapacitacion/

https://bozarucosa.com/blog/los-incapaces-y-las-instituciones-sobre-proteccion-de-la-persona-2/

https://bozarucosa.com/blog/como-me-protejo-si-pierdo-intelecto-es-aconsejable-prever-la-discapacidad-previsiones-ante-una-eventual-perdida-de-la-capacidad-poderes-preventivos-autotutela/

64

Sin comentarios

Mostrar todos los comentarios

Complete el formulario